Pasta

La encuadernación en el Fondo Antiguo de la BUS

Este tipo de encuadernación se caracteriza por la utilización de la badana, piel de cordero u oveja curtida, con decoración que proporciona un acabado moteado o jaspeado. La diferencia entre la pasta española y la valenciana es que en el caso de la primera los tintes suelen ser de color castaño, usando sulfato de hierro o zumaque de origen vegetal, sobre la piel de color avellana, y se realizan con la obra ya encuadernada. En el caso de la pasta valenciana la badana se tiñe y decora antes de la encuadernación, y los tonos de la piel incluyen colores vivos y variados, con multitud de técnicas de teñido que le dan acabados caprichosos, como los marmoleados en colores verdes, azules, rojizos y anaranjados, que dotan a los libros de una encuadernación de apariencia suntosa.

Decoración basada en manchas marrones en forma de árbol ramificado, propia de la pasta española. La ornamentación con dorados se limita al lomo, dividido en cinco entrenervios mediante filetes, orlas de flores especulares y flores y puntas entrelazadas. Dos tejuelos de piel roja se sitúan en el segundo y cuarto entrenervio. Sobre ellos se dora el título "La Cruz", así como el tomo y el año. 

Tapas  decoradas con patrón de manchas rojizas y marrones. La decoración dorada se traslada al lomo dividido por cinco nervios. El título se dispone de forma longitudinal en el espacio de los entrenervios. Las diferentes palabras que lo componen se enmarcan dentro de cartelas construidas mediante hilos y orlas doradas. Los cantos se motean en negro. Las hojas de guarda se decoraron con aguas de peine pequeño, en tonos rojos, rosas, blanco, celeste y algún trazo verdoso.

Cubierta decorada con jaspeado color café sobre piel avellana. Sobre el lomo se dispone todo el repertorio decorativo de hierros dorados. Los cinco nervios que dividen el espacio se filetean con pequeña greca e hilo dorado; esos mismos motivos se utilizan para decorar la cabeza y el pie. Los entrenervios se decoran con florones romboidales, excepto el segundo donde se posiciona un tejuelo rojizo con el título dorado en letras capitales “Lacia fimia opera”.

La piel se tiñe con un marmoleado de manchas rojizas y marrones oscuras. Sobre las tapas, simétricas, se dispone asimismo un repertorio decorativo dorado que inicia con orla de motivos vegetales enmarcada por bordura de doble hilo, festoneada en su lado externo y cerrada con puntillé en el interno. En las esquinas del rectángulo central un monograma inscrito en un círculo coronado entre hojas de palma atadas. El lomo, dividido por seis nervios, presenta una profusa decoración de hierros dorados con motivos vegetales dispuestos sobre toda la superficie. Solo se salvan el segundo y tercer entrenervio que alojan, respectivamente, el tejuelo con el título y una cartela con el número del tomo. El oro recubre también el corte decorado asimismo con puntillé gofrado. 

Encuadernación en piel jaspeada en tonos marrón. Como en otros casos el oro se reserva al lomo. Hilo grueso dorado y ribete vegetal decoran la cabeza, el pie y delimita el tejuelo de piel azul oscuro donde aparecen las dos primeras palabras del título de la obra. Las hojas de guarda son de papel pintado, modelo concha, que aparece en las primeras décadas del siglo XIX.

Encuadernación de gran belleza con un programa decorativo articulado con doble técnica, el mosaico y el dorado. El esquema decorativo, simétrico en ambas tapas, se dispone en base a tres rectángulos concéntricos construidos mediante la utilizacíón de pieles de tres tonos diferentes (marrón, naranja y verde), marmoleadas con la técnica de la pasta valenciana. La unión entre las pieles se cubre con ruedas doradas de motivos geométricos y vegetales. Al centro del panel central en la tapa anterior se sitúa un monograma con las letras del apellido Pimentel dentro de una corona de laurel. Nos indica su procedencia de la casa de Osuna ya que se trata del superlibris de Mª Josefa Alonso de Pimentel, XII duquesa de Benavente, casada con el VIII duque de Osuna en 1771. Los libros pertenecientes a la duquesa contienen también en la contraguarda anterior una pequeña etiqueta con un código alfanumérico precedido de la letra C. En este caso es el C.24. El lomo se divide en seis espacios utilizando doble bordura de hilos dorados. Los cuadrantes obtenidos se adornan con hierros de elementos vegetales, excepto el segundo que alberga un tejuelo con la abreviatura del título y autor en capitales doradas. El oro también se utiliza para ornamentar los cortes. Las guardas, enmarcadas con la decoración dorada de los contracantos, se clasifican dentro del estilo "plegado español", en tonos amarillos, grises y blancos. Se trata de un estilo muy popular en España desde el tercer cuarto del siglo XVIII. 

Cubierta en piel verde con marmoleado más oscuro resultante de la técnica valenciana, que acrecienta el ornamento con decoración de rueda dorada. El esquema decorativo, simétrico en ambas tapas, inicia con una bordura de doble hilo dorado que enmarca una rueda de motivos vegetales de gusto neoclásico. El resto del repertorio se concentra en el lomo dividido en cinco secciones. Sobre tres de ellas hierros de formas onduladas y puntillé entretejen una malla que cubre todo el fondo. Sobre el segundo entrenervio se ubica un tejuelo rojo enmarcado con cenefa de cortina, sobre el que se puede leer el título dorado en letras capitales. En el cuarto tejuelo, de piel blanca con el mismo tipo de cenefa, se puede leer P.REGLAMENTARIA (Parte reglamentaria, una de las dos partes de la obra) y el año del texto. 

Encuadernación de estilo neoclásico que utiliza piel teñida con la técnica de la pasta valenciana, mediante tinte azulado que dibuja aguadas sobre fondo color crema. Una delicada orla vegetal dorada enmarca el perímetro de ambas tapas. El lomo se divide en tres espacios mediante la utilización de cenefas construidas con doble bordura de dos hilos dorados de diferente grosor. Las de cabeza y pie se completan con la misma orla vegetal de las tapas al centro de las borduras. La zona central del lomo recoge los datos de la obra (autor, título y año de edición). El resto de la superficie se recubre de arabescos vegetales dorados de gran belleza. 

Volumen cubierto con pasta valenciana de aguas crema sobre fondo azulado. El esquema decorativo utiliza hierros y ruedas doradas. Una elegante orla vegetal festoneada enmarca el perímetro en ambas tapas. En el centro de las mismas se diseña un rectángulo con una cadena de pequeñas flores y tallos. El lomo se divide en cinco espacios. La cabeza y pie se resaltan con doble hilo dorado coronado con orla de pequeñas palmetas.  Al centro de la primera, tercera y quinta sección se posiciona un florón, mientras que la segunda y cuarta se cubren con tejuelos de tafilete rojo delimitados por bordura de cuatro hilos dorados. Sobre estos el título y el tomo del libro. Una orla de tréboles al interno de rombos recorre los cantos y las cofias. También los cortes se realzan con tinte amarillo. Y como colofón, se incluyen guardas de aguas artesanales en tonos grises, azules y rojos, siguiendo el modelo concha.