Si son de otro linage

Aguafuerte y agua tinta (132 X 185 mm.)

Un personaje con una túnica blanca y aspecto cadavérico extiende sus manos suplicando ayuda, su rostro refleja dolor y signos de inanición. A sus pies lo rodean cadáveres y moribundos, incluso figuras de mujeres y niños. Junto a ellos aparece otro grupo de personajes con buena apariencia, bien vestidos, se intuyen que están en acomodada situación.

Se aprecian así, dos escenas claramente diferenciadas en la estampa; víctimas, a la izquierda como un grabado de contorno y favorecidos a la derecha en tono oscuro. La diferencia de trazo nos desvía la atención hacia ambos grupos, marca un contraste y muestra el sentido que sugiere el título "Si son de otro linage", reforzado por la conjunción "si" que es utilizada para dar énfasis a la expresión.

 

 Goya nos revela cómo el hambre no afecta a todos por igual, ya que hay víctimas que lo padecen y privilegiados que lo evitan y permanecen ajenos a la pobreza del pueblo, e incluso se favorecen a su costa, reiterando de este modo su aspecto crítico. Estos nuevos ricos modificaron sus costumbres, hábitos y su forma de vestir y empezaron a seguir el estilo que llegaba desde Francia. Se reunian  en lugares importantes y transitados de Madrid en los que a la vez se improvisaban morgues, así su prosperidad contrastaba aún más con la pobreza del pueblo.

Esta imagen parece ser la fiel interpretación de un texto publicado en la Gaceta de Madrid el 25 de agosto de 1812 "Vimos levantarse de la nada colosos de poder y de riqueza; vimos cubrirse con el andrajoso manto de la indigencia a otros que en algún momento habían nadado en la opulencia".

Algunos autores han apuntado la posible identificación del hombre de la derecha con Goya, con quien guarda gran similitud, especialmente si lo comparamos con el autorretrato que encabeza los Caprichos. Jesusa Vega establece dicha comparación con el dibujo del albúm "Despreciar de los ynsultos", en que Goya se autorretrata.

 

El padecimiento de la población en Madrid durante la hambruna de 1812 no fue el mismo dependiendo de su condición social y económica. Se ha podido contrastar que ya hubo una mayor participación de las clases bajas en los levantamientos frente a lo escasamente involucradas que estuvieron las acomodadas. Esto tuvo enormes consecuencias en la represión y penurias que más tarde sufriría este sector desfavorecido de la población.