Aguafuerte (124 x 191 mm.)

Dos mujeres por tierra son asaltadas por varios soldados franceses.

En esta estampa Goya ha captado el momento en el que varios soldados franceses tratan de violar a unas mujeres. Los cuerpos se contorsionan y se mezclan creando un amasijo en el que es difícil distinguir a cada uno de los individuos.

El pintor aragonés ha situado la escena en un ambiente exterior, de noche. En primer término ha colocado una figura femenina que está siendo agarrada con virulencia por un soldado en una forzada postura que le arranca un gesto de dolor.

En la villa de Uclés, tras el saqueo del 13 de enero de 1809, y según se relata en el manuscrito conservado en la Biblioteca Nacional de España, cuando los soldados vieron "desfallecidas ya sus fuerzas para continuar este género de violencias, escogieron lo más florido que había en el pueblo y se las llevaron al campamento para renovar con mayor disposición y sosiego la misma escandalosa tragedia. Desgraciada suerte que cayó, para mayor infortunio, en las que la naturaleza hizo más gracia".

"Entrada bárbara, sangrienta y abominable de las tropas francesas en Uclés después del ataque que dieron a unas tropas el 13 de enero último en las cercanías de aquella villa" (Biblioteca Nacional, Madrid, MS. R-62665)

 El cuerpo dislocado de la víctima masculina llama la atención. Goya lo dispone con la cabeza girada hacia la mujer enfrentándole a su rostro horrorizado, a su grito, añadiendo si cabe más horror al obligarle a presenciarlo.