Matrículas y grados

Los libros de matrícula

Los libros de matrículas son una de las series documentales más interesantes para el estudio del volumen y características de la población universitaria. En ellos se anotaban los nombres de los matriculados, su procedencia y la facultad en la que se matriculaban.

Ya en los Estatutos de Alonso de Campos de 1518, se establece la exigencia de que el notario de la universidad se encargue del libro de matrícula (Constitutio II), pero el primer libro de matrículas que se conserva es éste, que comienza en el año 1546 y llega hasta 1550. La importancia de este documento reside en ser el primer registro de matrículas de la Universidad de Sevilla y uno de los primeros documentos que acredita el funcionamiento real de la misma.


Entre las anotaciones de este libro encontramos la matrícula en Artes de Benito Arias Montano y de Juan de Mal Lara, y la licenciatura y doctorado en Medicina de Nicolás Monardes.


Aunque se conserva la sucesión ininterrumpida de los primeros becarios del Colegio que demuestra su continuidad, no puede decirse lo mismo de la Universidad, pues hay un gran vacío documental entre 1518 y 1546. La inexistencia de registros documentales puede deberse a pérdida o desidia, pero más probablemente se deba a la ausencia de una preocupación registradora, ausencia que por otra parte es común a las otras universidades castellanas contemporáneas.

Los libros de grados mayores y menores

El título sexto de los Estatutos de la Universidad de Sevilla de 1565 dispone, entre otras cosas, lo siguiente: «Item que aia un libro en el qual solamente se escriban los grados ansi de bachilleres como de licenciados doctores y maestros y encorporaciones que en esta universidad se dieren y que al tiempo que los dichos grados se dieren el dicho secretario este obligado a escribir en el dicho libro la conceción del grado que se diere con dos o tres testigos y firmarlo y signarlo de su nombre sin dilación alguna el qual dicho libro se torne luego al arca de las escripturas suso dichas sin que el secretario lo lleve en su poder».


En el Archivo Histórico de la Universidad de Sevilla se conservan los libros de grados ininterrumpidamente desde 1563 hasta 1867.

Hasta 1581, están conjuntamente los grados mayores (licenciados y doctores)  y los menores (bachilleres). A partir de esa fecha se llevan en libros independientes.

Al comienzo del libro hay un índice alfabético ordenado por el nombre propio del alumno.

En el libro 618, primer libro de grados mayores y menores, encontramos registrado el acta de Bachiller en Artes de Mateo Alemán,  escritor del Siglo de Oro español, coetáneo de Cervantes, a quien se le atribuye la consolidación del subgénero literario denominado novela picaresca con su novela Guzmán de Alfarache.

Entrar en la Sala